ejercicio

Cómo vestir en el gimnasio

Hay ciertas reglas para vestir adecuadamente en el gimnasio, hoy en día los gimnasios se han convertido en espacios sociales en los cuales te puedes encontrar con las personas que conoces y seguramente deseas proyectar la mejor imagen. En este artículo te damos algunos consejos para que luzcas muy bien, incluso a la hora de entrenar. Lo que vistes habla por ti. Usa ropa que absorba la humedad, la ropa de entrenamiento está diseñada para mantener la transpiración lejos de tu cuerpo. Elige materiales sintéticos como lycra o poliéster que están diseñados para proporcionarte la mayor comodidad durante los entrenamientos. No olvides llevar una toalla, en la mayoría de los gimnasios es una regla para poder ingresar a las instalaciones, además es indispensable para secar tu sudor y para colocarla encima de los equipos de entrenamiento que estarás utilizando. La ropa vieja no es para ir al gimnasio. No utilices ropa vieja para entrenar, darás una muy mala impresión al utilizar ropa que no es adecuada para el contexto y te hará lucir desaliñado. Como ya lo mencionábamos en el punto anterior, existe ropa específicamente diseñada para ir al gimnasio, la elección de las prendas dependerá de lo que buscas comunicar. Considera tus características y proporciones físicas. El ir al gimnasio nos permite utilizar ropa un poco más justa de lo habitual, sin embargo, debes considerar tus características físicas, hay personas que pueden utilizar la ropa más justa y algunas otras personas la tendrán que utilizar más holgada en función a su tipo de cuerpo. Además debes elegir el tipo de playera y corte, decidir si vas a usar lycras, pants o shorts, etc. Estas decisiones debes tomarlas siempre en base a tus características físicas. Finalmente, toma en cuenta que usar la ropa adecuada y practicar una buena higiene puede hacer una gran diferencia entre un entrenamiento agradable y un entrenamiento incómodo.

Consejos fitness para hombres

El ejercicio constante tiene grandes beneficios, se puede construir músculo, quemar calorías, combatir la flacidez, entre muchos otros. Estas recomendaciones te ayudarán a sacar el mayor provecho de tus entrenamientos, ya sea en casa, en el gimnasio o al aire libre. Plantéate una meta Uno de los puntos más importantes antes de comenzar, es definir lo que deseas lograr; ya sea bajar de peso, construir músculo, tonificar o simplemente mantenerte en forma y eliminar el estrés. Deja las excusas La excusa más común para no hacer ejercicio es el tiempo, sin embargo, siendo sinceros siempre podemos hacer un espacio en nuestra agenda, esfuérzate por hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio diario y posteriormente puedes ir aumentando el tiempo de manera gradual para alcanzar tus objetivos. No olvides estirar Estirar es un paso muy importante que no debes olvidar, debes hacerlo antes y después de tu rutina, esto te ayudará a evitar lesiones y a mantenerte ágil. Entrenamiento de fuerza Generar músculo es vital para combatir el exceso de grasa. Cuanto más masa muscular tengas, más calorías gastarás, solo te recomendamos no excederte, toma en cuenta siempre la proporción de tu cuerpo. Utiliza el peso de tu cuerpo Si no puedes ir al gimnasio, no te preocupes; el entrenamiento de fuerza se puede realizar con el peso del cuerpo, con flexiones de brazos y sentadillas, también puedes comprar unas mancuernas o accesorios de ejercicio para lograr un entrenamiento más completo. El cardio es importante Incluso si eres principiante puedes caminar o correr durante cortos periodos de tiempo, realizando una rutina de cardio con menor o mayor intensidad. Los beneficios de hacer este tipo de ejercicio, se verán reflejados en la salud del corazón, pérdida de peso, mejoramiento de la densidad ósea y disminución del estrés. Entrenamiento de resistencia Este entrenamiento trabaja los músculos hasta el punto del agotamiento, te ayudará a conseguir más fuerza. Este tipo de entrenamiento está enfocado en ganar masa muscular y fuerza, de ahí la importancia de ir aumentando el peso, la intensidad y duración de los ejercicios. Tiempo para la recuperación En el entrenamiento de fuerza, el tiempo de descanso entre días es vital, se recomienda un descanso mínimo de 48 horas, podrás entrenar diariamente alternando grupos musculares para permitir que el músculo se recupere a través del descanso. Crea metas a corto plazo Los hombres pueden concentrarse más en pequeños objetivos fitness, como perder un par de kilos, añadir unas cuantas repeticiones a tus entrenamientos y levantar algunos kilos más en los ejercicios de peso. Mantén la emoción en lo más alto Una rutina de ejercicios aburrida en el gimnasio te puede llevar a desistir de tu objetivo. Puedes mantener alto el interés y las ganas por ejercitarte aprendiendo una nueva clase de deporte, rutina o técnica al ejercitarte. Recuerda que la clave del éxito en el ejercicio es la constancia, piensa en todo lo que puedes ganar y conviértelo en tu fuente de motivación.