San Cristobal de las Casas: Una ciudad llena de color y calidez

Al final de cualquier calle hay casi siempre una montaña y niebla, San Cristóbal de las Casas se eleva en medio del estado acompañado de pinos y encinos. Alrededor de este Pueblo Mágico se despliegan comunidades Tzotziles y Tzeltales que trabajan el barro, cultivan flores y confeccionan intrincados textiles.

Podrás adquirir artesanías espléndidas en jade y ámbar mientras escuchas a los lugareños hablar en lenguas autóctonas. Sus construcciones son ejemplos del barroco, plateresco y neoclásico, como la Catedral de San Cristóbal o el Ex Convento de Santo Domingo de Guzmán. Sus productos llenan de color los mercados y las plazas.

San Cristóbal de las Casas es una ciudad llena de color y calidez, descubrir sus recintos coloniales, patrimonio de la humanidad, hacen que este destino sea único, pues conjuga originalidad en sus productos y una ubicación que permite que disfrutes del amplio abanico de actividades que puedes realizar en la zona.

Museo del Ámbar.

Foto: Visit México

Con casi quince años de inaugurado, en este museo, el único en su tipo en México, encontrarás más de 300 piezas en exhibición y podrás ver una extensa colección de ámbar en bruto y ámbar tallado así como podrás conocer los procesos de extracción de este bello material.

Visita el testimonio de los mayas en Toniná.

La guerrera ciudad maya de Toniná se asienta sobre un relieve natural boscoso, construido sobre una montaña artificial de siete plataformas.

Foto: Visit México

EXPLORA LAS ZONAS ARQUEOLÓGICAS DE TONINÁ.

Prepárate para admirar las sorprendentes estelas de piedras talladas con gran detalle que muestran a los gobernantes de esa ciudad, los relieves en estuco que representan el mito de las cuatro eras cosmogónicas por las que atraviesa el mundo. Conéctate con los soles de cada ciclo, representados por cabezas humanas que caen desde las paredes de piedra.

Deslúmbrate con los edificios de grecas espirales escalonadas y la cancha del juego de pelota, una de las mayores de su tiempo. Presta atención a las esculturas y las plataformas de templos y palacios que demuestran la importancia comercial y bélica que Toniná tuvo en su tiempo.

Contempla el espacio dedicado al juego de pelota de los prisioneros montado sobre una gran plataforma junto al altar de los sacrificios y busca la sobresaliente representación del dios de la muerte que sostiene entre sus manos la cabeza de un decapitado.

VISITA EL MUSEO DE SITIO DE TONINÁ.

Construido sobre una explanada rectangular que recuerda el antiguo mito de la creación del universo, el museo muestra una colección conformada por objetos arqueológicos del sitio, como esculturas de piedra con representaciones de dioses y gobernantes, o con inscripciones y grabados vinculados a su cosmovisión.

San Juan Chamula y su sincretismo.

Foto: Visit México

Prepárate para conectarte con el misticismo de San Juan Chamula, una comunidad Tzotzil que se independizó de la iglesia católica y que realiza sus propios rituales en un sincretismo religioso único.

Desde el amplio atrio que acoge al templo de estilo novohispano comienza tu inmersión, pues la gente de la comunidad podrá llegar junto contigo portando sus ofrendas, sus deseos, sus súplicas y su agradecimiento al templo. Siente bajo tus pies las agujas de pino que inundan el piso al recibirte y huele el aroma a copal. Verás que en el espacio no hay bancas para sentarse, pues los habitantes oran de rodillas y realizan rituales que mezclan las costumbres evangelizadoras del siglo XVI con las creencias religiosas prehispánicas.

Descubre que la iglesia está decorada con velas de diferentes tamaños y colores con significados distintos y las imágenes de los santos tienen colgados espejos, que según la creencia local reflejan el alma de los fieles.

Con información de Visit México.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *