Protocolo en una comida de negocios

Los buenos negocios no solamente se hacen en la mesa de trabajo, un buen restaurante es una excelente opción para hablar de ello. De esta manera podrás familiarizarte con el prospecto y encontrar temas afines en un ambiente más relajado y agradable. En este artículo te damos algunos consejos sobre cómo comportarte en una comida de negocios.

Antes de la comida.

Si tienes oportunidad de hacerlo, investiga cuáles son los gustos culinarios de tu cliente o prospecto, así podrás elegir el restaurante más adecuado, piensa también en un lugar de fácil acceso y que cuente con estacionamiento. Es muy importante que le menciones a tu cliente el código de vestimenta del lugar, lo último que desearás es que se sienta incómodo al ir vestido de forma inadecuada.

Especifica claramente donde se encuentra el restaurante y de ser necesario facilita la ubicación a tu cliente. Llega temprano a la reunión, siempre debe haber alguien esperando para recibir a los invitados.

En el restaurante.

Es recomendable ofrecer un aperitivo, esto dará tiempo para que lleguen todos los comensales a la reunión y será una buena oportunidad para conversar con los asistentes.

Durante la comida no hables sobre el motivo de la reunión, espera la hora del postre para hacerlo, ya que es un momento más adecuado para comenzar a abordar el tema. Evita poner el celular sobre la mesa y asegúrate de no ser interrumpido, tu cliente debe ser lo más importante durante toda la reunión.

Tiempo de negociar.

La sobremesa es una de las partes más importantes de la reunión, es el momento ideal para hablar sobre las estrategias de negocio y aclarar los puntos que consideres convenientes.

No alargues demasiado la sobremesa, ya que posiblemente tanto tu cliente como tú deban regresar a la oficina, además evitarás que se convierta en algo tedioso.

Para finalizar, debes saber que la mayoría de los tratos no se cierran durante una comida de negocios. Podrás continuar tratando el tema en una próxima reunión, agenda una fecha cercana para la reunión de cierre, esto para que tu prospecto tenga en mente el agradable momento en el restaurante, además de la información que le proporcionaste durante la comida.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *