Errores comunes en el lenguaje corporal

Además de utilizar las palabras para comunicarnos, nuestro cuerpo tiene un lenguaje propio, en función del cual generamos percepciones en los demás. En este artículo te decimos los errores más comunes que debes evitar para no causar una primera impresión negativa.

Hombros encorvados o mala postura.

Las malas posturas te harán parecer pequeño(a), sin confianza o con falta de interés. Es importante que mantengas la columna recta, los hombros hacia atrás y la cabeza alta, logrando una postura relajada y no forzada.

Barbilla demasiado elevada.

Tener el mentón excesivamente levantado puede ser interpretado como un síntoma de prepotencia o superioridad, esta sensación aumenta especialmente si estás de pie.

Rechazar el contacto visual.

Evitar el contacto visual denota desvinculación, falta de compromiso, rechazo o desconfianza.

Debes mirar a los ojos un 50% del tiempo a la otra persona mientras hablas y un 70% cuando es la otra persona quien tiene la palabra.

Apretón de manos incorrecto.

Un apretón de manos que no es firme será una señal de falta de autoridad. Mientras que uno demasiado firme podría hacerte parecer demasiado agresivo(a). ¡Busca el equilibrio!

No sonreír.

Es importante mencionar que esto varía en función de cada cultura, ya que los gestos están sometidos a códigos socioculturales, sin embargo, en muchos países sonreír de forma natural a lo largo de la conversación produce una sensación agradable en los demás, generando confianza y empatía.

Estar agitado.

Cuando estamos nerviosos es común que lo hagamos de forma inconsciente. Por eso es importante que intentes sentirte tranquilo y relativamente relajado en situaciones estresantes.

De lo contrario darás la impresión de estar asustado(a), impaciente o avergonzado(a) de algo.

Manos fuera de la vista.

Tener las manos en los bolsillos es un hábito frecuente, pero puede ser percibido de forma negativa, especialmente al hablar con alguien, ya sea de pie o sentado. Es recomendable que las mantengas a la vista, donde las personas que comparten el espacio contigo puedan verlas.

Para finalizar, ten en cuenta que el lenguaje corporal es indispensable para provocar una buena impresión, generar confianza y mostrarte como una persona con una autoestima sólida, disciplina y liderazgo. De esa forma la comunicación es más clara y generas un buen impacto en diferentes situaciones.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *