Cuidados básicos para la piel masculina

Genéticamente, la piel del hombre es muy distinta a la de la mujer, gracias a la testosterona es 25% más gruesa y con más vello, esto la protege de la deshidratación y la hace más firme y resistente a los signos del envejecimiento, sin embargo, también necesita cuidados para prevenir afectaciones y para que luzca saludable.

Si ya comenzaste a cuidar tu piel, ¡enhorabuena!, si no, no te preocupes, te damos los siguientes consejos básicos para cuidar tu piel.

1. Limpieza

Para mantener tu cara limpia, fresca y humectada deberás lavarte la cara todos los días. El tipo de jabón que utilices dependerá esencialmente del tipo de piel que tengas.

En primer lugar procura lavarte las manos previamente, una vez que hayas lavado tus manos, humedece una toalla con agua templada y pásala por todo tu rostro. Enseguida aplica el jabón o gel que usarás para la limpieza y aplícalo con movimientos circulares por toda tu cara. Utiliza nuevamente la toalla húmeda para retirar el producto y abundante agua para eliminar cualquier residuo, este proceso deberás hacerlo un par de veces para asegurarte que has removido todo.

2. Consideraciones a la hora de afeitarse

La piel masculina se ve afectada al afeitarse y en muchos casos debe hacerse de manera cotidiana, por ello es importante que tomes en cuenta algunos aspectos al hacerlo.

Si puedes afeitarte después de la ducha será mucho mejor. La temperatura del agua sumado al vapor que se genera en el baño cuando te bañas, abren los poros de la piel y suaviza el vello, por lo que te será mucho más sencillo afeitarte. También puedes mojar tu cara con agua caliente antes de aplicar el gel o espuma de afeitado, pero no tendrá el mismo efecto. Si te afeitas con máquina, lo mejor será usar una loción con alcohol o alguna emulsión acuosa.

Cuando termines de afeitarte puedes usar algún producto específico para ese momento, asegúrate que el producto no contenga alcohol, ya que puede deshidratar la dermis, busca que sea hidratante.

3. Hidratación

Suele creerse que al tener una piel grasa, no necesita hidratación, esto es un mito ya que la piel tiene exceso de aceite, pero no de agua. En este caso deberás probar hasta encontrar la crema ideal que deje tu piel humectada pero sin brillo, si quieres ahorrar un paso, puedes buscar una crema con protección solar, de esta forma evitas el segundo paso de utilizar protección solar encima de la crema hidratante.

4. Protección solar

Es de vital importancia comprender el daño que puede generar el sol si no estás protegido, son muchos los efectos que provoca estar expuesto a los rayos solares intensos durante largos periodos, desde el envejecimiento prematuro, arrugas, manchas o hasta cáncer de piel son algunas de las consecuencias de no protegerse.

Dicho esto, no debes olvidar que la mayoría de la piel masculina tiende a ser grasa, con lo cual debes elegir un producto libre de aceite y usarlo siempre que salgas al exterior, ya que sin importar si hay sol o esta nublado, los rayos UV atraviesan las nubes.

5. Cuidarse desde adentro

Es necesario cuidar tu piel también desde adentro, para ello debes comer de forma saludable, hacer ejercicio regularmente, beber mucha agua, proporcionar a tu cuerpo el descanso que necesita, evitar el cigarro y el exceso de cafeína. Llevar una vida sana no solo se verá reflejado en tu piel, sino que te hará sentir mejor contigo mismo.

Recuerda que al seguir estas recomendaciones, además de mejorar tu piel, mejorarás tu estado emocional, no hay nada mejor que verse y sentirse bien.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *