Consejos para simplificar tu rutina de afeitado

Hay muchos aspectos a considerar sobre el afeitado, esto puede resultar complicado y hasta tedioso al momento de practicar este ritual masculino. En este artículo te daremos algunos consejos para que logres hacerlo de manera simple y a su vez disfrutes de esta rutina.

Tu actitud es lo primero.

El afeitado es uno de los pocos lujos que el caballero puede permitirse en la comodidad de su hogar. Comienza con un cambio de perspectiva, ¡afeitarse puede ser divertido!.

Es una experiencia agradable si preparas adecuadamente tu piel, además de utilizar una cuchilla de calidad, los productos y técnica correcta.

Afeitarse en el momento adecuado.

El momento adecuado para afeitarte, dependerá de una variedad de factores que debes tomar en cuenta.

Para un hombre con barba oscura y gruesa lo ideal será el afeitado matutino para evitar la aparición de la barba por la tarde-noche, cuando aún te encuentras en el trabajo.

Para el caballero que siempre está corriendo contra el reloj es recomendable el afeitado nocturno, ya que reduce las cortaduras y la irritación causadas por un afeitado matutino apresurado. Además nuestro cuerpo sana mientras dormimos, por lo que si te cortas, tendrás una mejor reparación.

Por lo anterior, el mejor momento para afeitarte es cuando tengas el tiempo suficiente para realizar cómodamente todos los pasos del afeitado.

Usa los productos adecuados antes del afeitado.

Un aceite para antes de afeitar es un paso esencial en tu rutina. El aceite actúa como un lubricante para tu afeitado, permitiendo que la cuchilla pase de forma más suave. También actúa como una barrera protectora, que compensa los aceites naturales que tu rostro desprende durante el afeitado.

La crema de afeitar suaviza el vello facial y permite un afeitado de una sola pasada. Busca una crema o jabón con ingredientes simples y naturales. La función principal de este producto debería ser crear una capa de lubricación entre tu piel y la máquina de afeitar a medida que se desliza por la superficie de tu rostro.

Lo mejor es evitar geles y espumas porque contienen perfumes sintéticos, conservadores artificiales, derivados del alcohol y gases insalubres (en el caso de las espumas). Todos estos ingredientes aumentan la irritación de la piel recién afeitada y hacen que la navaja de afeitar se deslice sobre la piel de forma mucho más dura.

Crea espuma.

Para proteger y lubricar tu piel, debes generar abundante espuma. Evita usar los dedos para crear espuma, usa una brocha de afeitar para mezclar la crema en el vello, esto facilitará el corte.

Listo para afeitar.

Una vez que aplicaste los pasos para antes de afeitar, estás listo para el afeitado, te sugerimos hacerlo de la siguiente manera:

Cubre tu cara con una toalla empapada en agua tibia durante unos minutos.
Masajea con unas gotas de aceite por toda la barba.
Aplica la espuma en movimientos circulares sobre tu rostro con una brocha de afeitar.
Siempre vuelve a aplicar la espuma antes de hacer pases múltiples sobre un área.
Después de una pasada por toda la barba (siguiendo la dirección del crecimiento del vello), lava tu cara y repite el proceso anterior en contra del crecimiento del vello. Esto resulta en un afeitado mucho más profundo y previene que el vello crezca con mayor rapidez.

La herramienta que utilices hará una gran diferencia.

Las navajas de cartucho están bien para viajar. Las navajas de afeitar son mejores opciones para el uso doméstico regular. Una afeitadora de 3 navajas proporciona un afeitado suave y cómodo. Mientras que una maquina de afeitar de calidad es fácil de limpiar entre pasadas de afeitado y requiere un mantenimiento mínimo.

Elige la herramienta que utilizarás en función de tus necesidades y gusto particular.

Cuidados para después de afeitar.

Las lociones para después de afeitar promueven la curación de pequeños cortes y reducen la apariencia de vello encarnado.

Los bálsamos se sienten más pesados ​​y generan mayor irritación y alivio a la humedad de la piel. Son preferibles para su uso en climas fríos. Elige la loción para después de afeitar en función de las necesidades de tu piel.

Finalmente, te sugerimos cumplir con un horario regular de afeitado. Esto te ayudará a crear un hábito y una rutina más simple.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *