Cómo mantener un rostro joven

El rostro de una persona es la imagen más representativa y a través de ella se transmite mucha información. Por eso, el rostro es una de las partes que más debemos cuidar para que se mantenga joven. Te compartimos algunos hábitos para proteger tu rostro y lucir joven.

Duerme bien.

Es muy importante dormir al menos 7 horas diarias. Durante el sueño la piel se repara y recibe los beneficios del descanso.

Si la postura es boca arriba mejor aún, de esa forma evitarás posibles arrugas que se forman con el paso del tiempo cuando estamos boca abajo o de lado.

Limpieza diaria.

Limpiar tu rostro diariamente es vital para mantener joven el rostro del hombre. Debes lavarte la cara todos los días, con un jabón especial para tu tipo de piel y que sea neutro, sin ningún tipo de perfume o alcohol añadido.

Lava tu rostro por la mañana y noche, así retiras la grasa que se genera al dormir y el exceso de suciedad que la piel acumula durante el día.

Hidrata tu rostro.

Tras el lavado de tu rostro, debes hidratarlo. Es importante utilizar protección solar todos los días.

El sol es un acelerador del envejecimiento natural y debes estar protegido en verano e invierno. Lo más recomendable es utilizar una crema especial para tu tipo de rostro y que cuente con protección de filtros solares de por lo menos, un factor 30.

Antes de dormir, lo mejor es hidratar la piel con una crema antiarrugas, ya que durante el sueño el rostro estará relajado y el producto podrá penetrar mejor en los poros.

La exfoliación es esencial.

Te sugerimos exfoliar tu rostro una vez a la semana, debes aplicarlo con el rostro húmedo, incidiendo especialmente en la zona de la nariz y pómulos.

Aplica una crema para el contorno de los ojos.

También es recomendable utilizar crema para el contorno de ojos. Aplícalos alrededor de los ojos y en las ojeras, notarás cómo descongestiona la zona y previene las arrugas.

Una buena alimentación.

Este punto es básico para mantener el rostro joven, lo ideal es tener un régimen alimenticio a base de verduras, frutas, proteínas y cereales. Además debes beber por lo menos dos litros de agua al día.

Como consejo adicional, evita el tabaco, ya que acelera el envejecimiento y en el rostro es donde más se notan sus efectos.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *