¿Cómo hacer un reclamo en restaurantes o tiendas departamentales?

El trato al cliente no siempre es fácil; algunas veces será cuestión del cliente y en otras ocasiones de quien atiende. Te damos algunos consejos para realizar reclamaciones de manera adecuada.

Seguramente alguna vez, te has quejado del mesero en un restaurante, de un cajero o un empleado en una tienda departamental, lo primero que debemos hacer es controlar nuestras emociones ante un mal servicio, mostrar respeto y educación hacia la persona que nos atiende y así esperar lo mismo hacia nosotros.

RESTAURANTES

Pide con educación. En el caso de los restaurantes, la primera sugerencia que te damos, es pedir con educación un cambio de plato, de copa, cubiertos, etc. Siempre que exista un buen motivo para hacer la petición no debe darte pena hacerlo, ya que estás pagando por un servicio.

Si tenemos que estar pendientes del servicio y no el servicio de nosotros, reclamar nos puede ayudar a nosotros, al establecimiento y a futuros clientes.

Agradece un buen servicio. También es un buen detalle, además de tener un comportamiento educado, felicitar a los empleados cuando lo hacen bien y se esmeran en el servicio, ya sea al cocinero por su excelente sazón o al mesero por mostrar un buen servicio.

TIENDAS DEPARTAMENTALES Y COMERCIOS

Saluda al entrar. Es importante saber, que la educación comienza por uno mismo, si nosotros no saludamos al entrar al establecimiento, no podemos esperar que otras personas lo hagan con nosotros, aunque en este caso seguramente lo harán por atención al cliente.

No llegues justo a la hora del cierre del establecimiento. No es correcto entrar poco antes o justo a la hora del cierre, mucho menos si planeamos tardarnos bastante al realizar nuestra compra o si no tenemos la intención de comprar, etc.

Se amable y conserva la calma. Debes ser amable con los empleados y si tienes cualquier inconveniente, pregunta por el encargado(a) para que puedas externan tu queja. No grites, no insultes ni te exaltes, esto no te servirá de nada, recuerda que la educación debe prevalecer ante todo. No hay nada que no se pueda arreglar hablando.

Espera tu turno. Toma tu ticket o bien pregunta a las demás personas para saber cuándo es tu turno.

En resumen, siempre debemos ser educados con el personal de cualquier establecimiento, ser generosos y condescendientes con sus errores, más no con los comportamientos que sean inapropiados. Las relaciones cordiales siempre nos harán más fáciles este tipo de situaciones.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *