Cómo gestionar mejor el tiempo

Hoy en día la vida tiene un ritmo agitado y realizar todas las actividades a tiempo es todo un reto. En este artículo te daremos algunas recomendaciones para administrarlo de forma efectiva y concentrarte en tus prioridades.

Haz tiempo para pensar.

Este es uno de los consejos más importantes sobre la administración del tiempo. Dedica tiempo para pensar sobre lo que quieres de la vida, a dónde vas y cuáles son los propósitos que deseas cumplir.

Una buena forma de hacer tiempo es levantarse temprano, de esta manera aprovecharás al máximo tus días y será mucho más fácil lograr los objetivos que te planteas, ya sea hacer ejercicio, leer o trabajar en tu desarrollo personal.

Comprende que no puedes hacerlo todo.

Es una realidad, no puedes hacerlo todo. Intentarlo ocasionará que repartas tu tiempo en demasiadas partes y esto hará que no puedas avanzar de manera importante.

Te recomendamos dedicar más tiempo a observar el panorama completo y a partir de ahí enfocarte en tus prioridades.

¿Qué es importante para ti?

Sé honesto contigo mismo, la mayoría de las personas dice que no tiene tiempo, por ejemplo para estar con su familia, para tomar un café con su esposa o para socializar con sus amigos.

Al decir que no tienes tiempo, estás diciendo que esas actividades no son una prioridad para ti.

Quizás estás pasando todo el tiempo en la oficina, sin embargo, si te identificas con este punto, es claro que no estás dedicando el tiempo a lo que realmente es importante en tu vida.

Evalúa cómo y en qué inviertes tu tiempo.

Probablemente trabajas para que tu y los que te rodean tengan una mejor calidad de vida. Tomando este ejemplo, sería importante hacer un espacio con tiempo de calidad para ti y para ellos.

Analiza y mide tu tiempo, tal ves te sorprendas de cuánto tiempo estas perdiendo. Identifica esas áreas que están robando tiempo en tu vida.

Crea una rutina.

Te sugerimos crear una rutina matutina y una vespertina. Puede sonar robótico hacerlo, sin embargo, una vez que tengas un proceso, podrás mejorarlo.

Este es un punto clave si quieres descubrir cómo mejorar tu gestión del tiempo, analiza las actividades de tu rutina y verifica si puedes adelantar la actividad, eliminarla o hacerla en un menor tiempo.

¡Comienza!

Deja de postergar las cosas y toma acción. Sé estricto contigo mismo y establece plazos para la realización de las actividades.

Por ejemplo, puedes establecer una duración para una reunión de trabajo. Así te aseguras de que sea concreta y tendrás en mente un límite de tiempo, el cuál deberás respetar en la medida de lo posible.

Programa todos tus eventos.

Programa tus eventos profesionales y personales. De ese modo le estarás dando la misma importancia a todas tus actividades y mantendrás el equilibrio entre tu vida profesional y tu vida personal.

Apóyate con recordatorios y notificaciones en tu calendario, esto te ayudará a mantener el rumbo.

Estima el tiempo de forma correcta.

Sin duda este es un consejo imprescindible para la administración del tiempo. Evita dar malas estimaciones de tiempo, si crees que te lleva 25 minutos llegar al trabajo, estás contemplando el mejor escenario. Sin embargo, al tomar en cuenta posibles imprevistos, como el tráfico, podrás contemplar por ejemplo: 40 minutos para llegar.

De esa forma organizarás el tiempo de forma más realista y eliminas falsas expectativas sobre el tiempo que te llevará realizar cada evento del día.

Finalmente, es importante que tengas paciencia al poner en práctica estas recomendaciones, ya que probablemente debas realizar varios ajustes en el proceso con el fin de perfeccionarlo y lograr una mejor gestión del tiempo.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *