Claves del trabajo en equipo

Cuando se trabaja en equipo, se suman las aptitudes y los esfuerzos de los miembros del mismo, disminuye el tiempo invertido en las labores y aumenta la eficacia de los resultados. En este artículo te compartimos algunas claves para empezar a crear equipos que trabajen de forma óptima por un bien común.

Construye confianza.

Es el elemento principal del trabajo en equipo. Impulsa un ambiente donde todos los integrantes conozcan las habilidades de los demás, entiendan sus roles y sepan cómo ayudarse mutuamente.

Establece objetivos comunes.

Todos los integrantes del equipo deben perseguir las mismas metas. De esa forma se enfocarán en tratar de llegar al objetivo que la empresa propuso y se sentirán parte de ese logro.

Para conseguirlo, es importante que comuniques la misión de la empresa de manera uniforme y que definas cómo cada miembro y departamento puede contribuir a cumplirla.

Crea un sentido de pertenencia.

La mayoría de las personas necesitamos sentirnos parte de algo. Por eso el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común.

Define qué identifica a tus equipos, fija valores y haz que cada miembro esté consciente de su impacto en el equipo.

Aprovecha la diversidad.

Un equipo de trabajo homogéneo puede operar con eficiencia pero sin mucha innovación. Al crear tus equipos procura que haya personalidades e intereses distintos, pero que se compartan valores y un compromiso con la empresa.

Motiva la responsabilidad y el compromiso.

Cuando una persona es parte de un equipo, sabe que los logros o fracasos son responsabilidad de todos y cada uno de los miembros. Haz que los problemas y los aciertos sean compartidos.

Impulsa la comunicación.

La única forma en que todos los miembros trabajen como una orquesta es a través de canales de comunicación adecuados.

Los verdaderos equipos se escuchan y retroalimentan. Están dispuestos a cambiar de opinión y a crear estrategias en conjunto.

Involucra a los integrantes en las decisiones.

Impulsa la generación de ideas, abre tu mente y motiva a cada colaborador a compartir su opinión. Si tienes esa retroalimentación, será más fácil implementar cualquier cambio o estrategia.

Sé un líder.

Todo equipo necesita un líder que guíe y reúna los esfuerzos individuales. Como líder tendrás que llegar a consensos y tomar decisiones, considerando las ideas y opiniones de tu equipo.

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *