Video

Video es la sección en donde colocamos todos los videos que generamos en consejos imagen para ti.

Protocolo en la cena de Navidad y Año Nuevo

Cuidar el protocolo y comportamiento en eventos sociales como la cena navideña y el fin de año es muy importante. En este artículo te damos consejos básicos para quedar muy bien en este tipo de celebraciones. Llega puntual. Es muy importante llegar puntual a este tipo de eventos, sin embargo, no quiere decir que seas el primero en llegar. Nuestra recomendación es que llegues de 5 a 10 minutos después de la hora acordada, de esa forma das más tiempo al anfitrión para tener todo organizado. Evita ser el último en irte, esto puede darte una muy mala imagen , sobre todo si al día siguiente es un día laboral. No uses el celular en exceso. Este tipo de ocasiones son principalmente para convivir con familiares, amigos y compañeros de trabajo, trata de mantenerte lo más desconectado posible de tu teléfono móvil. Es una falta de respeto y educación no poner atención a las personas con las cuales estas compartiendo una reunión. La comida. No debes quejarte de la comida aunque no te guste o no acostumbres comer ese tipo de comida, ya que te están invitando. También es muy importante que cuides tus modales y respetes ciertas normas de protocolo en la mesa. Además, te sugerimos que comas lo necesario, pero sin pasarte. No es correcto comer demasiado en cuestión de imagen personal. Evita tomar alcohol en exceso. El alcohol suele ser una trampa en este tipo de cenas, ya que la mayoría de las personas bebe algo de alcohol, ya sean familiares, compañeros de trabajo o amigos. Toma con moderación, cuando notes que te sientes un poco mareado, deja la copa de lado y toma agua o refresco. Así evitarás hacer o decir cosas de las cuales después te puedes arrepentir. Cómo comportarse. En un evento empresarial el comportamiento que tengas en estas cenas es determinante. Estás en un contexto completamente diferente a la oficina pero las jerarquías siguen existiendo. Aunque no existe ninguna guía de cómo debes comportarte, hay ciertas acciones que son de sentido común. Evita aislarte y siéntate con las personas con las que estés te sientas más cómodo. Tampoco te cierres a entablar conversaciones con personas con las que no estás acostumbrado a tratar. Cuida tus modales y evita acaparar toda la atención. Las conversaciones. Los temas de conversación son una preocupación para la mayoría de las personas. En este tipo de cenas has de evitar temas de conversación sobre política y religión, ya que cada uno tiene sus creencias e ideologías y es muy fácil que se dé el conflicto. Por otro lado, evita los chismes y los cotilleos porque estos suelen decir más sobre la persona que los cuenta que sobre la persona de la que se habla. Hablar de trabajo tampoco es una buena idea, esos temas mejor déjalos para la oficina. Evita acaparar la conversación de la cena, deja que todos participen en la conversación. ¿Que tal? Estamos seguros que con estas recomendaciones las cenas de navidad y año nuevo a las que asistas serán un éxito. Te deseamos que disfrutes de estas celebraciones en compañía de tus seres queridos.

La importancia del contacto visual

Es básico establecer contacto visual al momento de comunicarnos. Te damos algunas recomendaciones sobre cómo hacerlo de manera correcta para transmitir confianza y cautivar a tu audiencia. Seguridad y autoridad. Al ver a los ojos a una persona estas enviando un mensaje acerca de tu seguridad personal, implica que no tienes miedo de que las demás personas te vean a ti. Mientras más confianza tengas en ti, más fácil será establecer contacto visual. Es importante que este contacto visual sea directo a los ojos de la otra persona. Es una forma de prestar atención. Cuando dos personas están conversando, la que habla generalmente mira hacia otro lado para concentrarse en lo que está diciendo. Lo mismo ocurre al pensar, las personas solemos mirar hacia un costado cuando lo hacemos mientras hablamos con alguien, sin embargo, para que la comunicación sea exitosa, debemos mirar a los ojos a nuestro interlocutor. De esa forma le estás diciendo a la otra persona que es importante para ti, además la conversación será más fluida. Establece contacto visual natural. Sonríe y asiente con la cabeza a lo largo de la conversación, cambiando tu mirada a ambos ojos, la nariz y boca de la otra persona. Cuando hables, trata de cambiar tu expresión para mantener el interés. Al hablar en público cambia la mirada cada cierto tiempo. No tienes que mirar directamente hacia adelante todo el tiempo mientras hablas. De vez en cuando, gira tu cabeza a una dirección distinta. Intenta mirar a cada sección del público una o dos veces de modo que toda la audiencia sienta que les estás prestando atención. Para finalizar, si tienes problemas para mantener el contacto visual, todo lo que necesitas es un poco de práctica para sostener la mirada con alguien. ¡Inténtalo!

Protocolo con los suegros

Conocer a los papás de tu novia o novio puede ser un asunto complicado. En este artículo te damos recomendaciones para que lo hagas de la forma más relajada posible y quedes muy bien en esta primera impresión. ¿Debo llevar algo? Si tu primer encuentro es en una casa, no está de más llevar un detalle. Procura que no sea algo demasiado elaborado, podrías llevar vino o algo para compartir durante la reunión. No trates de ser alguien que no eres. En cualquier relación debes mostrar tu verdadera forma de ser, sin embargo, debes ser muy observador a la hora de convivir con tus suegros y tener prudencia al relacionarte con ellos. Conócelos y deja que ellos te conozcan a ti, te sugerimos no mentir para tratar de quedar bien con ellos, ya que podrían darse cuenta y quedarás muy mal. Viste para la ocasión. Esto dependerá del lugar donde se va a llevar a cabo la reunión, si la reunión requiere cierto tipo de vestimenta, aunque te incomode, trata de adaptarte lo más posible sin perder tu propio estilo personal. Si no existe algún código de vestimenta, trata de vestir cómodo, sin ser demasiado informal. Piensa en esa imagen que quieres proyectar y viste en función de ello. La forma de saludar. Lo más adecuado en este tipo de situación es darles un apretón de mano a ambos, te sugerimos no adelantarte a saludar de beso a tu suegra o a tu suegro dependiendo el caso. Ahora bien, si uno de los dos decide saludarte de beso, corresponde el saludo de forma natural. Evita agregar un abrazo después del beso en este primer contacto. Finalmente, la regla más importante, es que tengas un buen trato y atención hacia tu novia o novio, esto sin duda dejará una muy buena primera impresión.

Consejos para usar la sonrisa a tu favor

La sonrisa es el mejor accesorio que podemos utilizar, puede generar un gran impacto en las personas que nos rodean. En este artículo te hablamos del poder que puede tener una sonrisa y cómo usarla a tu favor. Sonríe naturalmente. Es importante que tomes en cuenta que tu sonrisa debe ser natural, normalmente al sonreír naturalmente ambas comisuras de la boca suben al mismo tiempo. En el caso de la mirada, al momento de sonreír los ojos se cierran un poco, reflejando felicidad. Un buen ejercicio es sonreír frente al espejo, de esa manera te darás cuenta de la forma de tu sonrisa y si lo haces de manera natural. La sonrisa como herramienta de comunicación. Sin duda, la sonrisa es un medio importante para establecer relaciones de comunicación entre las personas. Una sonrisa sincera es una gran estrategia para conectarnos con la gente. Sé el primero(a) en sonreír, no esperes a que los demás lo hagan. Usa tu sonrisa para influir positivamente en los demás. Cuando una persona está de mal humor, se muestra en su rostro. Una sonrisa puede cambiar la situación de inmediato, puede mejorar tu perspectiva y llevarte a tomar mejores decisiones usando el buen juicio. Además la sonrisa es contagiosa y puedes mejorar tu entorno a través de ella, creando un ambiente muy positivo. Diferenciarte del resto. Generalmente en ciertos ámbitos, sobre todo gubernamentales, las personas no sonríen, una persona que sonríe siempre sobresale del resto. La sonrisa es un indicador de una muy buena actitud, en el entorno laboral, por ejemplo, estarás enviando el mensaje correcto, te percibirán como alguien con gran seguridad que disfruta lo que hace. Ahora que conoces las ventajas de la sonrisa, te invitamos a ponerlo en práctica y hacerlo un hábito.

Cómo ganar una discusión

Las discusiones son momentos donde dos o más personas comparten su punto de vista y buscan convencer al otro de su idea. En este artículo te compartimos algunas recomendaciones para hacerlo de la mejor manera posible y ganar una discusión. Conocer el tema. Si deseas ganar una discusión sobre cualquier tema, el primer paso es que conozcas lo suficiente sobre el mismo, incluso te puede ayudar si conoces estadísticas o datos más específicos al respecto, esto será muy útil para defender tu postura. Si desconoces el tema que se esta discutiendo, evita entrar en debate, ya que podrías quedar sin argumentos fácilmente. Mantén la calma. En toda discusión debes aprender a controlar tus emociones negativas. Al perder el control de tus emociones podrías dejar de argumentar de forma lógica y la discusión no llegará a ninguna parte. Parte de ganar una discusión se encuentra en mantener la calma y presentar tu punto de vista de una forma asertiva y organizada. Toma tu tiempo para contestar. Escucha con atención lo que la persona o grupo de personas te dice y analízalo. Toma tu tiempo para responder en base a los argumentos que escuchaste y menciona tu punto de vista sobre cada punto. Realiza preguntas abiertas sobre la postura de la otra persona, de esa manera tendrás tiempo para organizar mentalmente tu próxima pregunta o argumento. Empatía. La empatía es el primer paso para una victoria. Escucha atentamente todos los argumentos expuestos, analiza si tienen razón y reconócelo cuando debas hacerlo. Puedes tomar uno de estos puntos y usarlo a tu favor o construir más argumentos a partir de ello. Cómo ultima recomendación, no tomes las opiniones de los demás a nivel personal, siempre respeta los diferentes puntos de vista.

Consejos para renunciar a tu trabajo

Renunciar a un trabajo no es algo fácil, debes hacerlo con respeto y cuidando varios aspectos. En este artículo te damos algunas recomendaciones para que lo hagas de la mejor manera posible, dejando en la medida de lo posible las puertas abiertas de la empresa a la cual vas a renunciar. Avisa con anticipación. Avisar con tiempo que vas a renunciar demuestra seriedad y responsabilidad. Ten presente que la compañía cuenta contigo y deberán buscar a la persona ideal para cubrir tu puesto, incluso en ocasiones será necesario que tú mismo capacites de forma básica a la nueva persona que tomará tus funciones. El tiempo con el cuál deberías avisar será en base al tiempo que hayas laborado en la empresa, te sugerimos avisar con un mínimo de un mes a mes y medio. Prepárate para diferentes escenarios. Probablemente tu jefe se sentirá sorprendido y en desacuerdo por la noticia de tu renuncia. En esta situación posiblemente te haga algunas preguntas sobre tu decisión o incluso tratará de convencerte para que te quedes. Debes pensar en las preguntas que te podría hacer y preparar una respuesta sincera y protocolar, de igual forma si te ofrecen un mayor salario, debes pensar si estarías dispuesto a quedarte al recibir una oferta atractiva por parte de tu jefe. Busca el contexto adecuado. El momento y lugar que elijas para hablar de tu renuncia es muy importante, te sugerimos no renunciar si estás molesto o tuviste una discusión con tu jefe. También procura hablar en privado con tu jefe y en un momento donde no se encuentre ocupado o estresado, de esa forma podrás tener toda su atención. Sé sincero acerca de tus motivos. No hay nada mejor que hablar de forma sincera acerca de los motivos por los que deseas renunciar. De esa forma evitas caer en contradicciones o que puedan enterarse de que diste un motivo falso, quedarías muy mal. Finalmente, te recomendamos mantener una actitud profesional después de haber notificado a tu jefe, deja todo lo más ordenado que puedas y procura salir de la mejor forma de la empresa.

Protocolo para dar malas noticias

Dar malas noticias nunca es fácil. Llega a ser incómodo y puede dar lugar a malos entendidos o generar problemas. En este artículo te compartimos el protocolo para dar malas noticias de la mejor manera, ya sea en el ámbito familiar, profesional o social. ¿Eres la persona indicada para dar la noticia? Este punto es muy importante, debes analizar si eres la persona indicada para dar esa mala noticia. Por ejemplo: si tuvieras que dar una mala noticia en tu trabajo, debes evaluar si tu rol profesional requiere este tipo de acciones por tu parte o bien si le corresponde a otra persona hacerlo. Cuida el contexto. El contexto en el que vayas a dar una mala noticia debe ser un lugar tranquilo y libre de distracciones, de ese modo la comunicación será fluida. Es recomendable que lo hagas de manera individual, evita dar la mala noticia si estás en un lugar con más personas alrededor. Elige un lugar cercano, ya que debes dirigir a la persona hacia el lugar sin darle la noticia aún, simplemente para que te siga y anticipe la importancia de lo que va a ocurrir. Evita dar rodeos. Un error común al dar una mala noticia es darle vueltas a la situación antes de decir cuál es la noticia directamente. Evita hacerlo, ya que puedes hacer que la otra persona se imagine algo más grave de lo que realmente le quieres comunicar. Te sugerimos primero dar la mala noticia de forma suavizada y después agregar la información o explicación que consideres oportuna, no te extiendas demasiado si no es necesario. No des interpretaciones personales. Lo que vas a decir es muy importante, por lo cual es mejor que no des tu punto de vista acerca de la noticia que le estás comunicando. Permite que la persona que está recibiendo la noticia la asimile a su manera. Además, dar tu opinión personal puede dar lugar a una mala interpretación, enfócate a dar la información de manera objetiva y con un lenguaje neutro. Mantén cierta proximidad. Aunque no tengas una amistad con la persona que recibe la noticia, es recomendable estar cerca a la hora de dar la noticia. De esa manera la persona se sentirá más confortada y estarás en mejor disposición de brindarle ayuda si la necesita. Procura que no haya ningún mueble separándolos, adopta una postura relativamente relajada (sin cruzar los brazos ni las piernas y sin encorvarte demasiado). Finalmente, te sugerimos que al dar una mala noticia lo hagas con empatía hacia la otra persona y le expreses tu apoyo en todo momento.

¿Cómo ser un buen conversador?

Un buen conversador no implica hablar más o hablar mejor de ti, se trata de que exista una mejor conversación entre todos. En este artículo te compartimos algunas recomendaciones que puedes seguir para desarrollar o mejorar tus habilidades al conversar con los demás. Escucha más de lo que hablas. Una buena conversación es más que solo hablar de algún tema, implica también una buena escucha y no solamente esperar tu turno para hablar. Escucha atentamente y responde a lo que la otra persona diga. Nunca hables más que los demás en una conversación ni respondas a lo que digan hablando de ti todo el tiempo. Busca hablar de algo que le pueda interesar a la otra persona. Generalmente, un punto que nos impide iniciar conversaciones, es el miedo a acercarte a alguien y no tener nada que decirle. Afortunadamente, existen formas fáciles para que puedas encontrar algo de qué hablar. Analiza los temas que podrían ser interesantes, podrías hablar de cualquier cosa, según el contexto en el que te encuentres, por ejemplo: hablar de un partido de futbol, qué es lo que más le gusta de su trabajo, sobre lo que le gusta hacer, etc. Haz preguntas abiertas. Las preguntas abiertas dan la oportunidad a la persona que las responde de abrirse y darte una respuesta más amplia, que incluso puede llevar a generar más temas a partir de la información que recibes de la otra persona. Este tipo de preguntas son muy útiles, ya que la gente se siente muy bien cuando la invitas a hablar o cuando te interesas en un aspecto que es importante en sus vidas. Sonríe. Gran parte de una conversación se trata del lenguaje no verbal. La gente está más dispuesta a hablar con personas que sonríen, que sean abiertas y amigables. Puedes lograr motivar a los demás a conversar contigo por medio de un lenguaje corporal abierto y una sonrisa. No exageres en sonreír de más, ya que puede parecer falso, solo muestra que estás feliz y cómodo en el lugar donde te encuentras. Mantente informado de temas actuales. Si se te acaban los temas, es bueno conocer sobre acontecimientos actuales, temas comunes e importantes para que puedas generar conversación a partir de esos temas. Además conocer sobre este tipo de temas te será útil en caso de que alguien más inicie la conversación, de esa forma tendrás más herramientas para participar de la misma. Hay muchos aspectos más en relación al tema, sin embargo, estos puntos son algunos de los principales. El arte de ser un buen conversador se va desarrollando con el tiempo, al iniciar una conversación intenta ser natural y deja que las cosas fluyan.

Cómo convencer a los demás

Desarrollar la persuasión te puede ayudar a tener éxito, esto tanto en los negocios como en las relaciones personales. En este artículo te damos consejos para que puedas convencer a los demás. Sé seguro y asertivo. Las personas son atraídas hacia la confianza, no hay nada más efectivo que exponer tu punto de vista con convicción y de forma asertiva. Muéstrate como un experto en el tema usando un razonamiento sólido y buenos ejemplos, esto hará que las personas crean en ti. Hazlo personal. Háblale a la persona que deseas convencer por su nombre, la hará sentir importante y tomada en cuenta, especialmente si no tienes demasiada confianza con esa persona, tomará como un buen detalle el hecho de que recuerdes su nombre y se lo digas. Cuando alguien escucha su propio nombre se activa una zona del cerebro relacionada con el placer. Eso quiere decir que si pronuncias varias veces su nombre en la misma conversación, estarás causando una sensación agradable, lo cual es muy persuasivo. Da siempre un porqué. Si le falta información a tu propuesta serás menos convincente. Por eso siempre debes decir de la forma más clara posible que quieres y por qué lo quieres. De esta forma será mucho más fácil que puedas convencer a una persona o grupo de personas. ¡Inténtalo! Gánate su confianza. Enfatiza y relaciónate con su punto de vista, concede puntos cuando sea necesario, pero mantén tu atención en convencerlo de cambiar su opinión. Si usas los argumentos adecuados y respondes bien a sus objeciones, entonces muy probablemente puedas convencer a esa persona de que te apoye en lo que le pides. Recuérdales que son libres de elegir. Una manera de demostrar que tu propuesta es una petición y no una exigencia, es recordándole que tiene total libertad de elegir. Esta técnica es bastante eficaz, incluso duplica las probabilidades de que te digan que si. La forma más fácil de hacerlo es simplemente añadir al final una frase como: “Eres libre de decidir”. Cuando quieras persuadir a una persona no la presiones, ofrécele más libertad, Por ilógico que parezca. Finalmente, te sugerimos utilizar el contacto físico, cuando hagas tu propuesta puedes añadir un ligero contacto en el brazo o en el hombro, así aumentarás tus probabilidades para convencer a alguien.

Consejos para que te volteen a ver

¿Te gustaría que las personas te voltearan a ver? En este artículo hablaremos sobre algunas estrategias que puedes desarrollar para llamar la atención de manera sutil, atrayendo el interés de los demás hacia ti. Es importante mencionar que el hecho de que te volteen a ver tiene que ver con tu personalidad, si te sientes cómodo al atraer a los demás, estas recomendaciones te ayudarán a que las personas te perciban de una manera distinta. Busca un elemento diferenciador en tu vestimenta. Una buena forma de captar la atención de las personas es buscar un elemento diferenciador o un estilo particular en tu manera de vestir. Este diferenciador debe ir acorde a tu estilo y debes sentirte cómodo al usarlo. Además esto podría dar pauta para una buena conversación. Trata de encontrar ese toque distintivo que sea único y favorecedor para ti. Trabaja la modulación de tu voz. Modular la voz es una de las mejores estrategias para atraer la atención de los demás. Puedes variar el volumen, el tono, la velocidad, las pausas al hablar, esto sin duda es algo que ayudará a que noten tu presencia. Al modular la voz la gente se dará cuenta que estás presente y generarás el interés en las personas. Hazlo de forma natural y evita gritar al hacerlo. Sé una persona abierta. Caminar sin mirar a nadie podría funcionar bien para cierto tipo de personas. Sin embargo, si quieres que se fijen en ti, tienes que demostrar que las personas te interesan. Haz contacto visual con las personas, sonríe y salúdalas de forma natural. De esa forma se sentirán atraídas para conversar contigo. Finalmente, toma en cuenta que la personalidad es un punto crucial cuando nos relacionamos con los demás, te sugerimos trabajar los aspectos que te ayuden a mostrarte más abierto con las personas.