El buen vestir

Consejos para cuidar tu dinero

Controlar tus gastos es una gran forma de tener tus finanzas bajo control. ¿Cómo gastar de forma inteligente? En…

7 hábitos de los hombres bien vestidos

Tus hábitos te diferencian y en el buen vestir son fundamentales. Vestir con estilo no es una virtud con…

Consejos para usar la sonrisa a tu favor

La sonrisa es el mejor accesorio que podemos utilizar, puede generar un gran impacto en las personas que nos rodean. En este artículo te hablamos del poder que puede tener una sonrisa y cómo usarla a tu favor. Sonríe naturalmente. Es importante que tomes en cuenta que tu sonrisa debe ser natural, normalmente al sonreír naturalmente ambas comisuras de la boca suben al mismo tiempo. En el caso de la mirada, al momento de sonreír los ojos se cierran un poco, reflejando felicidad. Un buen ejercicio es sonreír frente al espejo, de esa manera te darás cuenta de la forma de tu sonrisa y si lo haces de manera natural. La sonrisa como herramienta de comunicación. Sin duda, la sonrisa es un medio importante para establecer relaciones de comunicación entre las personas. Una sonrisa sincera es una gran estrategia para conectarnos con la gente. Sé el primero(a) en sonreír, no esperes a que los demás lo hagan. Usa tu sonrisa para influir positivamente en los demás. Cuando una persona está de mal humor, se muestra en su rostro. Una sonrisa puede cambiar la situación de inmediato, puede mejorar tu perspectiva y llevarte a tomar mejores decisiones usando el buen juicio. Además la sonrisa es contagiosa y puedes mejorar tu entorno a través de ella, creando un ambiente muy positivo. Diferenciarte del resto. Generalmente en ciertos ámbitos, sobre todo gubernamentales, las personas no sonríen, una persona que sonríe siempre sobresale del resto. La sonrisa es un indicador de una muy buena actitud, en el entorno laboral, por ejemplo, estarás enviando el mensaje correcto, te percibirán como alguien con gran seguridad que disfruta lo que hace. Ahora que conoces las ventajas de la sonrisa, te invitamos a ponerlo en práctica y hacerlo un hábito.

5 reglas para el código de vestimenta informal

Al llegar a casa después del trabajo seguramente deseas relajarte y usar ropa cómoda, pero, ¿qué pasa cuando aún…

Cómo vestir según tu biotipo

No todos los hombres tienen el mismo tipo de cuerpo, cada uno tiene sus ventajas y desventajas, es básico…

5 razones para ser un líder de estilo

Hoy en día los hombres le están dando mayor importancia a su estilo y están mejorando su forma de…

Cómo ganar una discusión

Las discusiones son momentos donde dos o más personas comparten su punto de vista y buscan convencer al otro de su idea. En este artículo te compartimos algunas recomendaciones para hacerlo de la mejor manera posible y ganar una discusión. Conocer el tema. Si deseas ganar una discusión sobre cualquier tema, el primer paso es que conozcas lo suficiente sobre el mismo, incluso te puede ayudar si conoces estadísticas o datos más específicos al respecto, esto será muy útil para defender tu postura. Si desconoces el tema que se esta discutiendo, evita entrar en debate, ya que podrías quedar sin argumentos fácilmente. Mantén la calma. En toda discusión debes aprender a controlar tus emociones negativas. Al perder el control de tus emociones podrías dejar de argumentar de forma lógica y la discusión no llegará a ninguna parte. Parte de ganar una discusión se encuentra en mantener la calma y presentar tu punto de vista de una forma asertiva y organizada. Toma tu tiempo para contestar. Escucha con atención lo que la persona o grupo de personas te dice y analízalo. Toma tu tiempo para responder en base a los argumentos que escuchaste y menciona tu punto de vista sobre cada punto. Realiza preguntas abiertas sobre la postura de la otra persona, de esa manera tendrás tiempo para organizar mentalmente tu próxima pregunta o argumento. Empatía. La empatía es el primer paso para una victoria. Escucha atentamente todos los argumentos expuestos, analiza si tienen razón y reconócelo cuando debas hacerlo. Puedes tomar uno de estos puntos y usarlo a tu favor o construir más argumentos a partir de ello. Cómo ultima recomendación, no tomes las opiniones de los demás a nivel personal, siempre respeta los diferentes puntos de vista.

Cómo vestir si eres un hombre de treinta años o más

¿Cuáles son los cambios que debemos realizar en el guardarropa masculino a partir de los treinta? En este artículo…

¿Cómo ser un buen conversador?

Un buen conversador no implica hablar más o hablar mejor de ti, se trata de que exista una mejor conversación entre todos. En este artículo te compartimos algunas recomendaciones que puedes seguir para desarrollar o mejorar tus habilidades al conversar con los demás. Escucha más de lo que hablas. Una buena conversación es más que solo hablar de algún tema, implica también una buena escucha y no solamente esperar tu turno para hablar. Escucha atentamente y responde a lo que la otra persona diga. Nunca hables más que los demás en una conversación ni respondas a lo que digan hablando de ti todo el tiempo. Busca hablar de algo que le pueda interesar a la otra persona. Generalmente, un punto que nos impide iniciar conversaciones, es el miedo a acercarte a alguien y no tener nada que decirle. Afortunadamente, existen formas fáciles para que puedas encontrar algo de qué hablar. Analiza los temas que podrían ser interesantes, podrías hablar de cualquier cosa, según el contexto en el que te encuentres, por ejemplo: hablar de un partido de futbol, qué es lo que más le gusta de su trabajo, sobre lo que le gusta hacer, etc. Haz preguntas abiertas. Las preguntas abiertas dan la oportunidad a la persona que las responde de abrirse y darte una respuesta más amplia, que incluso puede llevar a generar más temas a partir de la información que recibes de la otra persona. Este tipo de preguntas son muy útiles, ya que la gente se siente muy bien cuando la invitas a hablar o cuando te interesas en un aspecto que es importante en sus vidas. Sonríe. Gran parte de una conversación se trata del lenguaje no verbal. La gente está más dispuesta a hablar con personas que sonríen, que sean abiertas y amigables. Puedes lograr motivar a los demás a conversar contigo por medio de un lenguaje corporal abierto y una sonrisa. No exageres en sonreír de más, ya que puede parecer falso, solo muestra que estás feliz y cómodo en el lugar donde te encuentras. Mantente informado de temas actuales. Si se te acaban los temas, es bueno conocer sobre acontecimientos actuales, temas comunes e importantes para que puedas generar conversación a partir de esos temas. Además conocer sobre este tipo de temas te será útil en caso de que alguien más inicie la conversación, de esa forma tendrás más herramientas para participar de la misma. Hay muchos aspectos más en relación al tema, sin embargo, estos puntos son algunos de los principales. El arte de ser un buen conversador se va desarrollando con el tiempo, al iniciar una conversación intenta ser natural y deja que las cosas fluyan.

Uso correcto de los lentes de sol

Los lentes de sol, en la mayoría de los casos, tienen la función de proteger nuestros ojos de las…