Carajillo la bebida de moda

El carajillo la bebida de moda, la pedimos después de comer o bien como un trago para recargar pilas, lo cierto es que si eres amante del café te gustará, o bien si te gustan las bebidas dulces y cócteles en una buena opción, el grado de cafeína es una bomba al combinarlo con lo dulce del licor, esto si se te ocurre tomarte mas de 3, estarás despierto y activo por muchas horas, ojo si sufres de taquicardia ésta bebida no es para ti, en consejos de imagen investigamos un poco sobre el origen del carajillo y esto fue lo que encontramos.

Café con brandy o con otra bebida destilada como, por ejemplo, el ron o el orujo. Suele servirse en vaso pequeño. Pero al servirse en jarra pasó a llamarse “jarrajillo”. Es típico de España. Su origen es desconocido y quizá se remonta a la época en la que Cuba era provincia española y los soldados combinaban café con ron para coger “corajillo”, de coraje, y de ahí, carajillo.

Otras fuentes citan que en la Estación de Francia de Barcelona los arrieros que esperaban el turno de carga, en lugar de pedir café y copa, pedían que se lo mezclaran, diciendo “que ara guillo” (que ahora me voy). De ahí el apócope “caraguillo” y su posterior desviación fonética. Existe la variante carajíllora, que consiste en café con baileys, natural de la zona de Íllora (Granada). En Mallorca (Baleares) y Valencia, se conoce también al carajillo como rebentat (en valenciano o mallorquín: reventado, explotado, estallado) y en Cartagena (Murcia) existe una variante con licor 43, leche condensada, corteza de limón y canela llamado asiático. En Cataluña también se conoce como cigaló o caraixell.

Fuera de España se encuentran bebidas parecidas como el caffè corretto de Italia, hecho tradicionalmente con grappa o el muy famoso café irlandés de café con whisky.

CARACTERÍSTICAS

Aunque el carajillo se conoce en todas partes de España, la manera exacta de preparar un carajillo varia un poco entre regiones. En Cataluña, por ejemplo, suele presentarse en su forma más sencilla de café con brandy (sin quemar) y con el azúcar aparte, para que el consumidor lo añada a su gusto. En la provincia de Castellón, en cambio la preparación suele ser un poco más elaborada. Ahí es normal calentar y quemar parcialmente el alcohol en el vaso, junto con el azúcar, canela, granos de café y un trocito de corteza de limón. Esta versión suele ser la preferida también de las coctelerías y de los restaurantes de alto rango cuando se exige una versión más lujosa (y más cara).

  • Una ‘receta típica’ podría consistir en combinar tres partes de café con una de brandy (u otro destilado).
  • Primero calentar el licor al que se añaden unos granos de café, una corteza de limón y el azúcar. También hay quien incluye un pedacito de canela en rama en este momento.
  • Al conjunto se prende fuego y se remueve hasta que el alcohol se haya rebajado un poco y las aromas se hayan potenciado y mezclado entre sí. Se apaga tapándolo con un platito de café.
  • Mientras tanto se prepara un vaso de café. Como último se junta todo en este mismo vaso y se sirve bien caliente. Si se vierte primero el alcohol y el café se vierte no directamente sino primero sobre el dorso de una cuchara, se consigue que no se mezclen los líquidos ya que tienen distinta densidad.

Así que ahora ya sabes un poco más de su origen, para que no te cuenten y hasta lo puedas preparar en tu casa para sorprender a tus invitados.  

Redacción Consejos Imagen 

Deja tu comentario

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *